Ordinario - B - 5 4 febrero 2018

Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 74

Evangelio según Marcos (1,29-39)

En aquel tiempo, 29 al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. 30 La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. 31 Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles.

32 Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. 33 La población entera se agolpaba a la puerta. 34 Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.

35 Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. 36 Simón y sus compañeros fueron y, 37 al encontrarlo, le dijeron:

–«Todo el mundo te busca.»

38 Él les respondió:

–«Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.»

39 Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

 

Pauta para hacer Estudio de Evangelio, personal o compartido

1

Oración para pedir el don de comprender el Evangelio y poder conocer y amar a Jesucristo y, de este modo, poder seguirle mejor y darlo a conocer

2

Anoto algunos hechos vividos esta última semana

3

Leo/leemos el texto. Después contemplo y subrayo

4

Ahora anoto lo que descubro de JESÚS y de los demás personajes, la BUENA NOTICIA que escucho...

Me pongo en el puesto de Simón, en el puesto del discípulo. Y me pregunto si a través de mi, Jesús entra en mi casa, si conmigo entra en los diversos ambientes donde me muevo (lugar de trabajo, estudio, diversión...)

También me pregunto si, como Simón y sus compañeros, busco a Jesús cuando hace rato que no lo veo. Y si me quedo con Él cuando lo encuentro.

5

Desde el evangelio, vuelvo a mirar la vida, los HECHOS vividos, las PERSONAS de mi alrededor...

¿Qué personas en situación de sufrimiento, de necesidad de atención y de cariño he encontrado? ¿Cómo y dónde buscan liberación? ¿Quién les acompaña?

6

Llamadas que me hace –que nos hace– el Padre hoy a través de este Evangelio y compromiso(s)

7

Oración. Diálogo con Jesús dando gracias, pidiendo...

 

Notas por si hacen falta

 

Notas sobre el texto y su contexto

 

  • Con la puesta del sol (32) terminó el descanso sabático (Mc 1,21), prescrito por la Ley judía. Ha comenzado un nuevo día. Por esta razón, según la Ley judía, está permitido transportar enfermos.
  • De acuerdo con la mentalidad del tiempo, el evangelio según Marcos asocia a menudo las enfermedades con la influencia de los espíritus malignos o demonios (Mc 1,34; 3,10-11; 6,13). La acción poderosa de Jesús libera a las personas de la fuerza del mal que actúa contra ellas y las oprime.
  • En más de una ocasión se dice que los demonios saben quien es Jesús (Mc 1,24.34; 3,11; 5,7). Él les manda callar porque todavía no ha llegado el momento de dar a conocer abiertamente su identidad. Del mismo modo, Jesús prohíbe a los discípulos y a todo el mundo divulgar los hechos extraordinarios que realiza (Mc 1,25.34.44; 3,12; 5,43; 7,24.36; 8,30; 9,9.30): su mesianismo no se entiende si no es en la Pascua (Mc 8,31; 9,31; 10,33-34).

 

Notas para fijarnos en Jesús y el Evangelio

 

  • “La suegra” (30): Que los primeros discípulos lo hayan dejado todo para seguir a Jesús (Mc 1,16-20) no significa que hayan roto los lazos familiares (30). Jesús, a través de ellos, entra en sus familias. Va adonde van sus discípulos (29), se mete en sus casas, participa de su vida.
  • La manera de redactar propia de Mc, sencilla y sobria, subraya la eficacia inmediata de Jesús y del contacto con Él (31.34).
  • Jesús es presentado como sanador, como quien tiene poder contra el mal en todas sus formas. Ya lo veíamos en Mc 1,21-28, el texto de la semana pasada.
  • Se acerca a los que sufren, los toca (31). Los “levanta” (31) y ello nos hace pensar en la “resurrección”, ya que, en el texto original, el verbo utilizado es el mismo (Mc 16,6): Jesús hace participar de su resurrección a toda persona a quien se acerca, a quienes toca, aquellas personas que se dejan tocar por Él.
  • Jesús planta cara al mal (31 y 34). En este texto, con las curaciones y los exorcismos, hay como un resumen anticipado del conjunto de la actividad de Jesús, caracterizada por este enfrentamiento con el mal.
  • También se expresa, en esta especie de resumen, el gran eco que Jesús, con su presencia y con su acción, provoca entre la gente: “todos” (32), “la población entera” (33), “todo el mundo” (37).
  • Jesús encuentra “un descampado” para orar (35). En la oración busca hacer la voluntad del Padre (Mc 14,36). Su actividad y su enseñanza son inseparables del diálogo con el Padre.
  • Los discípulos, que lo buscan (36), todavía no entienden, están en búsqueda. Él se deja encontrar. Y aprovecha para decir cual es su misión: ir por todas partes anunciando la Buena Noticia de Dios (Mc 1,15.38). Y ellos, sin entenderlo, se fían de Él y van con Él.