Décimo domingo del tiempo ordinario. Ciclo B

Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 14

 

 

“¿DÓNDE ESTÁS?”

 

Desde el comienzo de la Biblia hasta el final de la Biblia, Dios, continuamente, está preguntando al ser humano “¿Dónde estás?”, (Gn 3,9-15). Nos es una pregunta como manera de controlar, sino más bien, una manera de estar pendiente, de preocuparse por la situación que cada persona está viviendo, de acercarse a cada hombre y mujer en el día a día. También hoy, en este momento, Dios nos vuelve a hacer esta pregunta, te la vuelve a hacer a ti para que tomes partido y te sitúes correctamente en el momento que te ha tocado vivir y con las circunstancias que tienes a tu alrededor. ¡No tengas miedo!

 

Es una manera de hacernos conscientes, de sentir que alguien está pendiente de nosotros y que quiere nuestra felicidad por todos los medios. Así que no rechaces esta pregunta, sino más bien tómatela en serio y llénala de contenido. No tengas ningún tipo de miedo, te encuentres como te encuentres, sino más bien sé consciente de ello y acepta la pregunta como una manera de poner solución a lo que te esté pasando. No mires para otro lado ni culpes a nadie de lo que vives y te pasa. Dios te quiere a ti tal cual eres, con tus alegrías y tus tristezas, con tus fracasos y tus aciertos, aceptándolos e integrándolos en tu vida. “Me amo y me acepto completamente” dice una canción actual que puedes buscar en la web y escucharla muchas veces.

 

Es del Señor de quien “viene la misericordia y la redención copiosa” afirma el Salmo 129. Hazlo tuyo en esta semana y déjate llenar de esa misericordia y ese amor. “Ya que no nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve; en efecto, lo que se ve es transitorio; lo que no se ve es eterno” (2Cor 4,13-5,1).

 

Este proyecto amoroso de Dios encuentra continuamente rechazo e incomprensión en el corazón humano (Mc 3,20-35). La familia de origen no entienden la entrega incondicional de Jesús a las multitudes, la responsabilidad con que asume la lucha contra el mal y el sufrimiento; los letrados atacan, acusan y desprestigian a Jesús. Pero el Hijo de Dios quiere que aprendamos a vivir en esta clave con la nueva fraternidad que él nos propone, cumpliendo la voluntad de Dios donde los lazos de sangre, de religión, quedan abolidos en la nueva familia de Jesús. Con todo ello, el evangelista quiere que entremos en la dificultad del camino de la fe, pero que no nos quedemos ahí, sino que confiemos en Jesús, en el proyecto de la nueva familia que nos propone, donde “los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” son la auténtica familia de Jesús.

 

Esta nueva familia que Jesús nos invita a crear, está unida con unos lazos tan fuertes que nada ni nadie los puede romper. En ella, unos se preocupan por los otros y buscan siempre su felicidad. El “¿dónde estás?” que escuchamos en el libro del Génesis, se hace  pregunta que nos compete a todos y nos anima a preocuparnos unos por otros para buscar juntos la felicidad y ayudar a los que más lo necesiten. Es una pregunta que quiere ayudarnos a crecer y a desarrollar lo mejor de nosotros mismos. Quiere hacernos crecer en libertad y en responsabilidad de unos con otros. En ocasiones esto supone salirse de lo “políticamente correcto” y romper convencionalismos, hipocresías, tradiciones sin sentido, para actuar consecuentemente en defensa de la dignidad de las personas y buscar el bien de cada una de ellas. Puede que, por ello, nos tachen de locos.

 

También el evangelio nos anima a mirar a María, la que continuamente busca y sigue a Jesús, la que vivió en medio de tinieblas, la que padeció el riesgo de creer, -“¿quiénes son mi Madre y mis hermanos?”- pero siempre fue fiel. Es la madre de los creyentes, la primera discípula que siendo tan transparente nos revela el rostro auténtico de Dios.

 

José Mª Tortosa Alarcón. Presbítero en la Diócesis de Guadix-Baza.

PREGUNTAS:

 

 

  • ¿Qué compromisos me sugiere el pasaje del evangelio de este domingo?

 

 

 

  • ¿De qué manera vivo pendiente de escuchar, discernir y cumplir la voluntad de Dios?

 

 

 

  • ¿Quiénes forman la nueva familia de Jesús? ¿Qué es lo que identifica a esta familia?