Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 2900

  

EL ESTUDIO DE JESUCRISTO EN EL EVANGELIO

 

 

De la formación que A. Chevrier recibió en el seminario destaca un gran amor a las sagradas Escrituras.  En una serie de fichas para la predicación que el seminarista redacta a partir de 1847 y en sus primeros sermones de Saint-André encontramos numerosas citas bíblicas.

Read More: El estudio de Jesucristo en el evangelio
Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 2353

CARTAS DEL P. CHEVRIER

 

Se han conservado 560 cartas del fundador del Prado, de la enorme cantidad que escribió a seminaristas, a compañeros sacerdotes, a las primeras religiosas, a personas a las que dirigía espiritualmente y a otras que le ayudaban en su Obra de la Primera comunión. La mayoría escritas desde Lyon o Limonest, sus lugares casi exclusivos de residencia. Hay dos excepciones importantes: las cartas escritas de Roma, donde se desplazaba para acompañar a los que allí se preparaban para la ordenación, y desde Vichy, donde residió una temporada para reparar su salud maltrecha.

Read More: Las cartas de Chevrier
Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 2768

OBRA ESCRITA DEL P. CHEVRIER.

Antonio Chevrier (1826-1879) nunca pensó escribir ni un libro de espiritualidad ni mucho menos de teología. Era un cura que realizó sus estudios en el Seminario de Lyon, fue coadjutor, capellán de una obra social “La ciudad del Niño Jesús” y finalmente fundó una obra de la Primera Comunión en “El Prado”. Quiso formar a seminaristas para ser catequistas de los pobres (fueron luego los sacerdotes del Prado), buscó ayuda en laicos, sobretodo en algunas jóvenes con la que finalmente fundó una comunidad religiosa.

 

Lo que llamamos su obra escrita consiste, en trece series de documentos clasificados el año 1900. De la primera hasta la cuarta (notas de estudiante, textos y notas para la predicación, dos series de sermones elaborados) datan de su época de seminarista y sus primeros años de ministerio. Sus notas de seminario dejan memoria de sus estudios de humanidades, filosofía y teología, y de algunos temas de espiritualidad. Se guardan luego sermones de sus primeros años de ministerio, redactados en su totalidad – a menudo se usaban unos manuales de predicación – o en esquema y lo que llamaríamos unas fichas de lectura (repertorios): textos y referencias bíblicas, patrísticas, lecturas espirituales. Son interesantes ya que muestran la seriedad de su orientación espiritual, lo que contrastaba con la teología esquemática del seminario.

Read More: OBRA ESCRITA DEL P. CHEVRIER.