Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 4075

EL CURA DE ARS Y EL P. CHEVRIER

 

«Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote» es el lema que nos ha propuesto Benedicto XVI para este año sacerdotal. En esta exposición, intentaré ver cómo la fidelidad de Cristo se hizo carne, se concretó en la vida de dos sacerdotes: Juan María Vianney y Antonio Chevrier, que se encontraron en el pequeño pueblo de Ars, movidos por la misma fe y el mismo deseo de fidelidad. Los dos fueron hombres apasionados por el amor fiel y misericordioso de Dios, por el seguimiento de Jesucristo Sumo sacerdote fiel en lo que toca a Dios y compasivo con relación a sus hermanos, como destaca al carta a los Hebreos (2, 17-18). Los dos buscaron vivir un sacerdocio existencial, superando la mera perspectiva funcional del ministerio sacerdotal en la Iglesia de Francia, acosada por las evoluciones de una sociedad que vivía un profunda mutación.

Read More: EL CURA DE ARS Y EL P. CHEVRIER
Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 1957

En una sociedad en cambio

Antonio Chevrier nace en Lyon, en 1826. la ciudad está en pleno cambio. Son muchos los temores que agitan a la sociedad y a la Iglesia. En la ribera izquierda del Ródano se desarrolla la expansión industrial.

  • Un sacerdote atento a la gente del pueblo
    Antonio Chevrier, ordenado sacerdote en mayo de 1850, es enviado por su obispo a San Andrés de la Guillotière, un suburbio en condiciones de vida deplorables. Irá a ver esta gente, en su medio, que bordea la miseria.


  • Activo en el barrio
    En mayo de 1856 unas inundaciones catastróficas cubren el barrio. Antonio Chevrier, junto con otros, participa activamente en los trabajos de auxilio. Se le impone un más aún la amplitud de la miseria.

  • Un acontecimiento en el origen
    En la noche de Navidad de 1856, la meditación ante el Pesebre conmueve a Antonio Chevrier: Dios se hace pobre, y los hombres continúan en la oscuridad. Se decide entonces a estudiar el Evangelio y seguir a Jesucristo más de cerca para estar al lado de los pobres.

  • Primera tentativa
    En 1857 se acerca a una ciudad de emergencia: la Ciudad del Niño Jesús. Muy pronto percibe que la gestión prevalece sobre el interés por los niños. Busca otra cosa.

  • Una iniciativa en función de los niños y jóvenes
    En 1860 Antonio Chevrier compra una sala de baile: “El Prado”. En este lugar acoge regularmente, durante 6 meses, a niños y jóvenes del barrio. El objetivo es hacerles conocer y amar a Jesucristo, dándoles las bases de una formación humana.

  • Una llamada a formar sacerdotes
    En 1866 abre en el Prado una “escuela clerical” par posibilitar que jóvenes del pueblo pudieran ser sacerdotes. Les da una formación apostólica en medio de los muchachos del barrio, que se reúnen allí. Son los primeros pasos de lo que llegará a ser la Asociación de Sacerdotes del Prado.
    . También asocia a esta obra a jóvenes obreras y empleadas de la casa. Les propone una vida consagrada a Cristo y a los pobres. Así es como nacerán las Hermanas del Prado.
    . El 2 de octubre de 1879 muere el Padre Chevrier a la edad de 53 años. “Toda la Guillotière estaba allí, sobre todo los pobres y los obreros. Era el amigo del pueblo pobre”

 

Categoría de nivel principal o raíz: Chevrier
Visto: 2367

 

Al constatar que no había sacerdotes preparados seriamente para ejercer un ministerio de este estilo, en contacto con los pobres, el Padre Chevrier se decidió, en 1866, a fundar en el Prado mismo una “escuela clerical”. La misma Srta. Chapuis relató cómo el Padre Chevrier le abía dicho un día: “Francisca, desearía hacer un semillero de sacerdotes que fueran educados con los niños para que les comprendan bien”. A su muirte en 1879, esta “escuela clerical” había aportado al Prado sus cuatro primeros sacerdotes; junto con el anexo de Limonest, contaba con unos cincuenta alumnos; este fue el punto de partida de la Asociación de Sacerdotes del Prado.

Read More: Escuela clerical