Ejercicios Espirituales Avila 2016

Categoría de nivel principal o raíz: Documentos
Visto: 344

Descarga Ejercicios

 EJERCICIOS ESPIRITUALES EN ÁVILA

Como cada año, he podido disfrutar  de este lugar y tiempo de ejercicios espirituales en tierra de Santa Teresa de Jesús, han sido unos días de verdadero descanso espiritual y de encuentro con la Palabra hecha carne en Jesucristo  a la luz del Evangelio. El marco pradosiano nos favorece y nos regala, ya tradicionalmente,  con este encuentro de curas de tantos sitios unidos por un mismo evangelio y un mismo celo y deseo apostólico que respondemos a la convocatoria que nos hacen al final de curso. Aquí os doy cuenta de dicho encuentro en el que una vez más “el rostro del Señor ha brilLado y nosotros hemos sido restaurados” para poder volver a la tarea pastoral con nuevo ánimo.

 

De muchas diócesis

Cincuenta sacerdotes diocesanos de toda España están celebrando los ejercicios espirituales organizados por el Prado, instituto sacerdotal que inició el Padre Antonio Chevrier en Lyon (Francia) y que se extendió por distintos países con monseñor Ancel, obispo auxiliar de Lyon, que fue sacerdote obrero. El carisma está activo por más de cincuenta países en cuatro continentes, su singularidad viene dada por el deseo de animar y acompañar a los sacerdotes para  llevar la riqueza del Evangelio a los más pobres y necesitados de la sociedad. Abierto también en su espiritualidad a un sector de laicado y de vida consagrada femenina.

Pesebre, Crucificado y  Eucaristía

Armando Pasqualotto, sacerdote pradosiano de Treviso (Italia), que actualmente forma parte del equipo internacional de dicha obra y es responsable del acompañamiento a España,  es quien está dirigiendo a lo largo de estos días, del 22 al 27 de Agosto, las reflexiones para profundizar en la Palabra de Dios y en la vida ministerial de estos sacerdotes llegados de distintas diócesis españolas. El Tema de los ejercicios es la “Contemplación de Jesucristo a través del mural de Saint Fons”. La clave fundamental que están siguiendo es la del “conocimiento de Jesucristo”, a través del estudio del Evangelio. La orientación específica en estas jornadas está siendo no tanto el conocimiento intelectual de la Palabra de Dios, sino la entrada contemplativa y afectiva en el misterio cristológico, de la persona de Jesús de Nazaret y la revelación de la salvación en él para la humanidad.

Tres están siendo los referentes en torno a la mirada creyente y afectiva a Jesucristo: la del Pesebre (pobreza), la del crucificado (muerte a sí mismo) y la del tabernáculo-eucaristía (caridad). Los tres grandes misterios de encarnación, muerte y resurrección. Desde el la profundización bíblica, a lo largo de la oración y el silencio los sacerdotes han sido animados a profundizar en el discipulado del Cristo del pesebre, del Cristo Crucificado y del Cristo pan de vida. Las jornadas se desarrollan en momentos de oración comunitaria, de iluminación de puntos para el estudio del evangelio y conocimiento interno de Cristo, de grandes espacios de silencio, de celebración eucarística compartida.

Cada año se celebran estas jornadas de ejercicios espirituales en Ávila, en estas fechas de vacaciones, abiertas al clero en general, al mismo tiempo se ha celebrado  este año otra tanda en Lérida.Es un servicio que los sacerdotes del Prado vienen ofreciendo al clero español desde hace décadas y es un lugar de encuentro y gozo de muchos sacerdotes que les   atraen las claves pradosianas en lo que se refiere a la formación del los sacerdotes diocesanos y la espiritualidad secular como hombres de la Palabra encarnada y de Pan compartido y repartido, para los más pobres y sufrientes,  en  medio de la gente del pueblo de Dios.

José Moreno Losada. Diócesis de Mérida-Badajoz