Categoría de nivel principal o raíz: Identidad
Visto: 2635

Navidad 1856, parroquia de San Andrés de La Guillotière, en Lyon. Antonio Chevrier, joven sacerdote desde hace 6 años, al contemplar el Nacimiento de Jesús en el Pesebre, queda impactado por este acontecimiento inaudito: Dios se hace hombre. Al mismo tiempo constata en su oración cómo continúa perdiéndose la humanidad. Es captado por una luz particular que determina su vida de sacerdote.

A partir de este día pone en práctica los medios para profundizar en los Evangelios y la vida de los pobres que le rodean. Inserto en el recurso continuo a las Escrituras, se vuelve hacia los niños de las familias obreras. Les reúne en un antiguo salón de baile, el Prado, para prepararles a la Primera Comunión. Con ellos y para ellos propone el anuncio sencillo del Evangelio; pone las bases para una formación de sacerdotes pobres para los pobres. Es así como nacen los sacerdotes del Prado y las Hermanas. Más tarde vendrán los laicos consagrados, hombres y mujeres. Actualmente los miembros del Prado están presentes en 50 países en el mundo.

En octubre de 1986, en Lyon, el Papa Juan Pablo II proclamó Beato al Padre Chevrier. Desde entonces son cada vez más los diáconos y laicos permanentes que comienzan a interrogarse por este carisma.

Diciembre de 2006 ha marcado los 150 años de la gracia de Navidad recibida por Antonio Chevrier. En las diócesis de Francia y de los cuatro continentes, diversas iniciativas han podido dar cuenta de cómo la luz de Navidad de 1856 continúa convirtiendo la vida de los cristianos de hoy.

Categoría de nivel principal o raíz: Identidad
Visto: 13031

SACERDOTES

 

Somos, –por una parte, un grupo de sacerdotes diocesanos, de diferentes diócesis de España, unidos en una llamada común en nuestra vida sacerdotal: la gracia del Prado.

Read More: Sacerdotes diocesanos