Ejercicios espirituales para tiempos de confinamiento

Categoría de nivel principal o raíz: Pastoral
Visto: 80

Pretenden ayudar a rezar desde los acontecimientos que estamos viviendo y desde la Palabra. Para ello ofrezco cada día, por medio de WhatsApp, una guía para que cada persona realice el ejercicio sugerido de mirada a la realidad personal y social desde Dios y de encuentro personal con él.

Manu de las Fuentes. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Diócesis de Bilbao

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Sábado 4 abril
 
1. Somos Iglesia llamada por Jesús para ser signo en el mundo de su salvación. La Iglesia es local (diócesis), parroquial y universal.
2. Reconoce cómo se está comportando la Iglesia en esta crisis sanitaria y social. Cita hechos concretos que conozcas comenzando por lo más cercano. No juzgues. Siéntete parte de la Iglesia. Lee información de lo que está haciendo tu diócesis y la Iglesia de un país empobrecido
3. Medita Jn 17: Jesús ora al Padre por su Iglesia, por nosotros, en este tiempo de incertidumbre.
4. Oración tomada de la plegaria eucarística V/b: fortalece, Señor a tu Iglesia y haz que, unidos a nuestros pastores, seamos uno en la fe y en el amor. Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana, inspíranos el gesto y la palabra oportuna frente al hermano solo y desamparado, ayúdanos a mostrarnos disponibles ante quien se siente explotado y deprimido. Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz, para que todos encuentren en ella un motivo para seguir esperando.

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Viernes 3 abril

Lee Jn 19, 25-27. Contempla en la imagen a Jesús y a la Virgen desde el dolor de tantas personas en el mundo por la actual pandemia. Ora a Dios por ellas.


EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Jueves 2 abril

      0.Pecado es todo lo que nos aleja de la amistad con Dios y de su plan de fraternidad para el mundo. Hay dos tipos de pecados: personal (“mi” pecado) y estructural (mercados agresivos, leyes      injustas…). Somos responsables, sobre todo, del primero.

1. Estos días hubiéramos celebrado el sacramento de la reconciliación. Hoy vamos a reconocer el pecado, pedir perdón a Dios y experimentar su misericordia

2. Oración: concédeme, Señor, el don de reconocer mi pecado y abrirme a tu misericordia.

3. Lee Rom 7,15-25. ¿Te identificas con la experiencia de Pablo? Pon nombre a tu pecado.

4. Déjate querer por Dios, como la oveja buscada por el buen pastor: “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rom 5,20).

5. Reza con el salmo 51(50)

6. ¿A qué cambio te llama Dios?


EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Miércoles 1 abril

0. Confinados por una bombarda colectiva (Xavier Melloni)

1. Llevamos ya dos semanas con estos ejercicios. Son una ayuda para rezar, es decir, para encontrarnos con Dios, a partir de los acontecimientos que estamos viviendo. Nos están pidiendo entrar en nosotros, hacer silencio, reflexionar, aceptar y reconocer sentimientos, mirar a Jesucristo, leer la Palabra desde la vida sin forzarla… Pero nos están dando algunos frutos; mejor dicho: Dios, a través de estos ejercicios, nos está dando algunos frutos. Un fruto puede ser un hallazgo, una llamada, una luz, un sentimiento, un redescubrimiento….

2. El ejercicio de hoy consiste en recoger esos frutos; te recomiendo que, una vez que los descubras, los escribas. Todavía estamos a la mitad del mes. La recogida de hoy nos podría guiar en los ejercicios próximos.

3. También os propongo que podamos compartirlo de la siguiente manera: hoy mismo me mandáis los frutos que habéis recogido y creáis prudente comunicarlos; y yo lo recojo todo y os lo ofrezco                pasado mañana de un modo resumido y anónimo. ¡Ánimo!, nos enriquecerá a todos


EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Martes 31 marzo

1. Desde ayer son trabajos esenciales para la comunidad los de cuidados de ancianos, panadería, cajas de supermercados, transporte, auxiliares sanitarios… Hoy es tan importante para el bien de todos que la reponedora del super vaya a trabajar como que el sacerdote se quede en casa. Quizás esta contingencia nos ayude a valorar la importancia de cada trabajo (remunerado o no) en la sociedad y a cuestionar los criterios por los que determinadas profesiones son más apreciadas que otras y los modos tan dispares como son pagadas unas y otras.

2. Jesús les confundió con su humanidad y no acertaron a ver en ella su divinidad (Mc 6,2-3). Jesús de Nazaret, el hijo de María y José, es el Enviado del Padre (Cristo). Él es para nosotros la persona Esencial y su misión, el trabajo Esencial. ¿Hasta qué punto lo es para mí?

3. Reconocer a Jesús-Cristo como el Esencial nos lleva a considerarnos a todos iguales y necesarios. Y esto hemos de empezar a vivirlo en la Iglesia. Lee 1Cor 12.

4. ¿Escuchas alguna invitación de Dios?


EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Lunes 30 marzo

1. Una reflexión frecuente estos días es ésta: el coronavirus nos ha hecho tomar conciencia de nuestra vulnerabilidad; un pequeño virus ha puesto en jaque a la poderosa Europa.

2. Yo, por el hecho de ser humano, soy vulnerable, tengo puntos débiles, no lo puedo todo. ¿Trato de esconderlo, miro a otro lado? ¿Tengo lucidez para reconocer mis puntos flacos y fortaleza para asumirlos? ¿Cuáles son? ¿He experimentado lo que se siente al reconocerme tal como soy ante otras personas? ¿Me produce miedo? ¿Me reconcilia conmigo misma? ¿He hablado de esto con Jesús?

3. El reconocimiento de la propia debilidad es una ocasión privilegiada de encuentro con Dios, de conocimiento y experiencia personal de Dios. Dice s. Pablo:

           + “este tesoro lo llevamos en vasijas de barro, para que se vea que su fuerza superior procede de Dios y no de nosotros” (2Cor 4,7). Piensa en tu barro y en la fuerza de ti que procede de Dios
           + “la fuerza se realiza en la debilidad… presumiré de mis debilidades para que se aloje en mí el poder de Cristo…. cuando soy débil entonces soy fuerte” (2Cor 12,7-10). Medítalo: ¿lo has llegado  a intuir en algunas vivencias personales? Pídele a Dios que te conceda el regalo de conocer su fuerza en tu debilidad.
4.  Una canción: en mi debilidad me haces fuerte

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Domingo 29 marzo

0. Para los creyentes conocer personalmente a Jesús es ir a su encuentro.

     - Conociéndole a Él nos conocemos a nosotros mismos porque nos sentimos reflejados en Él, porque en Él encontramos la luz Para, el amor y el sentido que necesitamos para vivir.
     - Aunque le buscamos, en realidad es Él quien se nos da a conocer.
     - A Jesús le conocemos de modo particular en los evangelios. Cuando los leemos Él se comunica con nosotros. Y lo hace teniendo en cuenta lo que estamos viviendo personal y socialmente.
 
1. Oración: Jesús quiero conocerte
 
2. Vamos a conocer un poco más a Jesús por medio del evangelio de hoy, 5º domingo de cuaresma (Jn 11,1-45). Leo el texto sin prisa.
 
3. Me detengo los aspectos del texto que aparecen a continuación. En cada uno de ellos pienso, en primer lugar, en Jesús (me imagino que estoy allí con Él cuando ocurrió); y, en segundo lugar, en mí;  hago silencio, dejo que Dios me hable.
     - “Rabí, hace poco intentaban apedrearte los judíos, ¿y quieres volver allá” (v.8). El amor le hace arriesgar a Jesús.
     - “Al ver Jesús a María llorando y a los judíos que la acompañaban llorando, se estremeció por dentro… se echó a llorar” (vv. 33-34). Jesús se emociona, le duele la pérdida de un amigo, le duele  el dolor de su familia.
     - “Esta enfermedad no ha de acabar en muerte; es para gloria de Dios” (v. 4). Dios no quiere el sufrimiento, y menos aún, lo provoca; pero el sufrimiento es ocasión para que crezca el amor y la fe.
     - “Te doy gracias, Padre, porque me has escuchado” (v. 41). Jesús da gracias en una situación de dolor, nunca dejaba de dar gracias al Padre, se sentía continuamente sostenido por Él…. ¡incluso en el huerto de los olivos!
            - “Yo soy la resurrección y la vida” (v.25). No pensemos que lo es sólo para los muertos, ¡también para los vivos!
 
4. Dale gracias a Dios por este encuentro con Él.


 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Sábado 28 marzo

1. Estos días hemos de buscar otros modos de sentir con la Iglesia, de sentirnos Iglesia desde casa. Os propongo unirnos a la Iglesia universal por medio del comentario que ayer hizo a la Palabra el Papa en “el momento extraordinario de oración en tiempos de epidemia”

2. Lee Mc 4,35-41 y, a continuación, la homilía del Papa.

3. Vuelve al texto y quédate en algún detalle (un gesto, una palabra, una imagen) a través del cual Dios te habla hoy. Trata de comprender lo que Dios te dice. No tengas prisa.

4. Dale gracias a Dios por el regalo de su Palabra.


 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Viernes 27 marzo

        0. La mirada cristiana no se detiene en el propio país, alcanza a toda la humanidad.

  1. Una mujer latina que lleva un año entre nosotros y se ha quedado sin trabajo me decía que ha seguido mandando dinero a su país porque la situación de su hijo allí es peor que la de ella aquí.

El miércoles Manos Unidas enviaba el siguiente texto a sus socios: “Estos días nos han permitido reflexionar acerca de las pequeñas cosas de la vida y valorarlas más que nunca. Tus gestos sencillos se convierten en grandes acciones y, por ello, queremos darte las gracias …por tu compromiso y esfuerzo para ayudarnos a llevar esperanza a aquellos lugares ensombrecidos por la lacra de la desigualdad. Lugares en los que el simple gesto de lavarse las manos de manera continua para evitar la propagación del coronavirus se volvería difícil, sino imposible. Por ello, en estos momentos, no olvidamos a los millones de personas que viven una situación de emergencia hídrica continuada que les aboca a la propagación de enfermedades y al hambre”.

  1. S. Agustín: “los [bienes] que te son superfluos a ti, son necesarios a otros. Los bienes superfluos de los ricos son necesarios a los pobres. Y siempre que posees algo superfluo, posees lo ajeno”
  2. En Mt 25,31-46 Jesús se identifica con los pobres. Por eso, en el encuentro con Cristo (en los pobres) nace y crece la opción por los pobres (también ahora). Haz silencio tras leer el texto, deja que Dios te hable por medio de su Palabra.

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Jueves 26 marzo

       0. En este momento del día buscamos no solo reflexionar sobre lo que pasa sino encontramos con Dios desde lo que pasa. Y un camino validado para ello es conectar con Jesús.

  1. Ayer, en el texto de la anunciación, nos sentimos todos llamados por Dios a la misión. Civilmente se nos invita a la responsabilidad social y a la consideración especial de algunas personas a las que se les denomina “héroes”; también se nos repite que esto lo venceremos “todos unidos”.

¿Cómo nos invita Jesús a vivir el servicio-misión a la que somos llamados por las autoridades y por Dios mismo? Lee Lc 17,7-10.

Para comprender las palabras de Jesús nos pueden ayudar tener en cuenta dos cosas: en primer lugar, su actitud de valorar cada pequeño gesto de amor que encontraba; en segundo lugar, su relación con el Padre: “mi sustento es cumplir la voluntad del que me envió y dar remate a su obra” (Jn 4,34). En el evangelio de hoy Jesús nos dice: “¿cómo podéis creer si, recibiendo honores mutuos, no buscáis el honor que viene de Dios solo?”

Ahora haz silencio, medita el texto, contempla el modo como Jesús se entregó a la lo largo de toda su vida: en Nazaret, en los caminos de Galilea, en el calvario. ¿Cómo vivió él mismo lo que pidió a sus discípulos? Seguimos en tiempo de cuaresma: ¿a qué conversión te llama Dios?

  1. Dale gracias a Dios por la oportunidad de este tiempo difícil para crecer en la fe.

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Miércoles 25. Anunciación del Señor

  1. Evangelio del día: Lc 1,26-38

- Lee el texto pensando en la Virgen: su emoción, su sorpresa, su duda e incertidumbre, su respuesta. Sintoniza con ella.

- Ahora recrea el acontecimiento siendo tú la persona visitada por Dios:

+ siente la presencia actual de Dios en ti, déjale estar en ti, te llama por tu nombre. Date tiempo, haz silencio, alégrate

+ ¿qué misión te confía en estos días de confinamiento?

+ te equipa con su Espíritu para llevarla a término

+ ¿qué le respondes?

 

  1. Salmo (39) del día cantado: Heme aquí, Marco Frisina

HEME AQUÍ ANTE TU PRESENCIA, HÁGASE EN MÍ TU VOLUNTAD.

Yo puse en mi boca un canto, un nuevo himno a nuestro Dios.

Como está escrito en tu libro: para hacer tu voluntad (oh, Señor, yo lo quiero) meto tu ley en mis entrañas.

Tu salvación he proclamado ante la gran asamblea; no he cerrado mi boca. Sí, Señor, Tú bien lo sabes.


 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Martes 24 marzo

       0. Oímos (y decimos) últimamente que esta crisis nos va a cambiar a mejor. Podría ser, ojalá. En todo caso, no podemos partir de cero sin hacer memoria de las luces halladas personalmente a lo                 largo de los años. Quizás esta temporada reafirmemos alguna de ellas, o incorporemos alguna nueva.

  1. Repasa lo que has vivido desde que tienes recuerdos y vete escribiendo en un papel, según te vayan viendo a la mente, las experiencias que crees que te han mostrado luces decisivas, enseñanzas que no caducan, verdades fundamentales sobre ti, sobre la vida y sobre Dios. Quizás alguna de ellas la tengas muy presente y alguna otra la redescubras como esa foto que, de repente, aparece en un sobre en el fondo de un cajón.

           A continuación, vuelve sobre ellas y trata de revivirlas sin prisa: te vendrán asociadas emociones, pensamientos, decisiones, errores…deja que vayan apareciendo sin ninguna censura; selecciona               las experiencias que consideras más decisivas y extrae de ellas su jugo: la sabiduría/luz que quieres tener muy presente por todo el bien que te reportarán en el futuro a ti y a los demás a través               de ti; escríbelo y consérvalo. Son las señales que, pintadas en los árboles o las rocas por mí mismo (o repintadas por mí a partir de señalas pintadas por otros) me indican el camino hacia la cima

  1. Lee Dt 8 a la luz de la relectura que acabas de hacer de tu pasado. Siente, y agradece, la presencia continua, iluminadora, de Dios en tu camino.

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Lunes 23 marzo

  1. Tenemos esperanzas a corto plazo: que llegue “el pico” y se aplane la curva, que dentro de unas semanas podamos volver a salir a la calle. La 1ª lectura de hoy (Is 65,17-21), cuarta semana de cuaresma, nos lanza la Promesa de Dios a largo plazo; no está en pausa, se está realizando.

          ¿Cómo vivir el presente desde la Promesa de Dios? ¿Cómo me puede ayudar la acogida vivencial de la Promesa de Dios a largo plazo para acercar las esperanzas de corto plazo? ¿Cuál es la fuente             de mi Esperanza? Medítalo con pausa.

  1. Es Dios quien crea el nuevo cielo y la nueva tierra y transforma a Jerusalén (= la Iglesia). Cada uno de nosotros hemos de disponernos para ser transformados por Él. ¿Qué puedo hacer?
  2. Una oración: https://1drv.ms/w/s!AnbhiAavVy-9gbE6L6fitUkJlKNxGw?e=DzLQnW

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Domingo 22 marzo

  1. Estos días nos llegan “de fuera” preguntas, textos, sugerencias y ejercicios que nos ayudan a vivir el momento actual; acogerlos y agradecerlos es signo de reconocer que necesitamos de los otros para crecer. Pero no menos importante es lo que elaboramos “dentro” de nosotros mismos: preguntas, hallazgos, sentimientos, pensamientos, cuestionamientos, comprensiones… y encuentro personal con Dios… es nuestro propio pozo, al que acudimos en busca de agua.
  2. Dile a Jesús, despacio, varias veces: “Padre Dios, quiero percibir tu amor”
  3. ¿Cómo te está amando Dios estos días? Y no digas “Dios me ama porque no tengo el virus”, porque Dios está amando a quienes están en la UCI por el virus. Tampoco digas “Dios me ama porque no me falta de nada”, porque Dios está amando a quienes sufren carencias pequeñas y grandes. No respondas rápidamente, con frases aprendidas, no digas el nombre de Dios en vano; entra en ti, haz silencio, percibe cómo Dios te está amando estos días.
  4. ¿Serías capaz de reconocer el amor de Dios en algunas personas pequeñas, frágiles, como el ciego de nacimiento del evangelio de hoy (Jn 9,1-41)? Estate atenta los próximo días para reconocerlo: será un regalo de Dios para ti.
  5. Una canción-oración: https://youtu.be/os6wOS6G52w

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Sábado 21 marzo

  1. Dile a Jesús, despacio, varias veces: “Jesús, pon en mí tus sentimientos”.
  2. ¿Conoces a alguna persona que esté sufriendo más que tú (se ha quedado sin trabajo, su hija trabaja en el hospital, ha muerto una amiga, está solo, etc)? Hazle presente en este momento, conecta con su dolor.
  3. Lee Jn 11,30-36 para contemplar a Jesús compasivo. Haz silencio.
  4. Pídele la Gracia de compartir sus sentimientos. Haz silencio, de nuevo… ¿A qué te invita Jesús en estos momentos para sentir con y como Jesús?

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Viernes 20 marzo

- Oración: Jesús, Hijo de Dios, quiero conocerte más.

- Ayer agradecimos la entrega de la enfermera fallecida a causa del virus (también la de los misioneros). Ahora, trae a la memoria a esas y otras personas que se han entregado de un modo tal que han dejado huella en ti… Son tesoros patrimonio de la humanidad… Haz silencio en tu interior…

- Dice el apóstol Pablo refiriéndose a Jesús: “me amó y se entregó por mí” (Gal 2,20). El himno de Filipenses (2,5-11) nos ayuda a mirar toda su vida como un gesto permanente de entrega. Él vivió ejemplarmente el amor a sí mismo, a los demás y al Padre. Su entrega no fue en vano, Dios le concedió llegar a lo más alto. Él es la fuente de nuestra esperanza y de nuestra entrega.

Olvida por unos minutos todo lo que no sea la entrega de Jesús. Deja que ella haga más huella en ti.


  

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Jueves 19 marzo

- ¿Cómo estás viviendo la invitación de estos días a cuidarnos/protegernos por el bien común? Recuerda otras ocasiones en que te cuidabas (hacer deporte, darte un capricho, buscar tiempo para ti…) para darte.

- ¿Te sientes reflejada en el precepto de Jesús “amarás al prójimo como a ti mismo” (Mt 22,39)? ¿Cada vez más? ¿Qué te impide avanzar?

- Pero el precepto primero es éste: “amarás al Señor tu Dios de todo corazón, con toda el alma, con toda tu mente” (Mt 22, 37). Es rotundo. Haz silencio. Medítalo en silencio unos minutos… como si lo acabaras de oír por primera vez… desde tu modo de amar y amarte… te lo dice Jesús a ti personalmente… deja que fluyan sentimientos.


 

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Miércoles 18 marzo

- ¿Te ha sorprendido algún gesto solidario de alguna persona o grupo de quien no la esperabas? ¿Te cambia la mirada sobre esa persona o ese grupo?

- Siéntete discípulo de Jesús en su modo de mirar a los demás: Lc 9,49-50. Déjate enseñar por él.

- Una canción: https://youtu.be/DAqhHEtz1y0


  

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Martes 17 marzo

- Considera el compromiso actual de algunas personas en favor del bien común.

- Participa en iniciativas de agradecimiento colectivo

- Lee 2 Cor 8, 2-3

- Pídele a Dios el don de vivir agradeciendo.