Visto: 200

LO QUE IMPORTA ES LA CALIDAD NO LA CANTIDAD

 

Vivimos tiempos de espera ante la segunda venida del Señor y ello nos exige mantenernos en actividad continua a favor de unos y otros. No podemos esperar cruzados de brazos y sin hacer nada, sino en actitud de servicio y búsqueda de lo que nos hace más felices. Ello nos apremia y es tarea día a día.

 

Por eso, hoy, vamos a centrar toda nuestra mirada en la enseñanza que Jesús quiere hacernos a través del Evangelio. Una enseñanza que podemos concretar en las actitudes y acciones de las dos viudas que nos aparecen en la primera lectura y en el Evangelio. Son dos comportamientos generosos que nos quieren indicar que Dios multiplica cuanto damos a los pobres o compartimos con ellos (1Re 17,10-16) y, que vale más ante Dios una cantidad mínima dada con amor generoso que mucho dinero dado con ostentación interesada (Mc 12,38-44). Esto es así porque el mismo Jesús es el punto de referencia al ofrecer su existencia entera para la salvación de los que en Él esperan (Hb 9,24-28).

Read More: Trigésimo segundo Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B
Visto: 112

 

Evangelio según Marcos (12,28b-34)

En aquel tiempo, 28 un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:

–¿Qué mandamiento es el primero de todos?

29 Respondió Jesús:

–El primero es: Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: 30 amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. 31 El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay mandamiento mayor que éstos.

32 El escriba replicó:

Read More: Ordinario - B - 31 4 noviembre 2018
Visto: 69

“EL AMOR NO PASA NUNCA”

 

Si buscamos un elemento común, un mensaje común que se repita en la Palabra de Dios, descubrimos que es la experiencia permanente del Amor la que ocupa muchas líneas. Más importante que cualquier práctica religiosa, que cualquier procesión, que cualquier rosario, que cualquier Eucaristía, es el amor. Toda la Biblia está impregnada de ello y se nos recuerda constantemente. Es como un memorial continuo que se ha de repetir y transmitir de generación en generación (Dt 6,2-6) porque esa experiencia es el compendio de todo el mensaje que Jesús vino a ofrecer (Mc 12,28b-34) y que él mismo vivió como experiencia fundante de su propia vida. Por vivir radicalmente su vida, ofreciéndose una vez para siempre, por amor, “tiene el sacerdocio que no pasa” (Hb 7,23-28). Un amor a Dios y, por ende, también al prójimo, sin distinciones ni discriminaciones. Un amor, que es raíz de toda ley y de toda práctica religiosa. Así, el estribillo del Salmo 17, ofrece la respuesta del creyente: “Yo te amo, Señor”; contigo y desde ti me comprometo a amar a mis prójimos.

 

Lo hemos comentado otras veces, pero nunca es suficiente, pues el amor es insaciable, “cuanto más se da, más abundará” cantamos en las celebraciones.

Read More: Trigésimo primer Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B
Visto: 124

 

Evangelio según Marcos (Mc 10,46-52)

En aquel tiempo, 46 al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. 47 Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar:

–Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.

48 Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más:

–Hijo de David, ten compasión de mí.

49 Jesús se detuvo y dijo:

–Llamadlo.

Llamaron al ciego, diciéndole:

Read More: Ordinario - B - 30 28 octubre 2018
Visto: 72

 

 

LAS PROPIEDADES CURATIVAS DE LA FE

 

La pedagogía de Dios mantiene viva la esperanza de todo el pueblo que él ha escogido como heredad: los exiliados volverán a la patria reuniendo a los dispersos –“os congregaré de los confines de la tierra”- y seré para ellos un padre (Jer 31,7-9). El salmista nos invita a repetir en todo momento que, “el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres” (Sal 125,3); alegres porque al llanto le sucede el canto, porque Dios cuenta con nosotros y no nos abandona. Alegres porque la última palabra de Dios sobre la tierra y el destino del ser humano no es la muerte y la desesperación, sino la vida y, la vida en abundancia. Esta esperanza se mantiene viva por la fe y por eso, podemos decir que, la fe tiene propiedades curativas, propiedades de consolación, propiedades de esperanza, de estímulo, cuando se vive en profundidad y sin infantilismos. Pero, es en la persona del Hijo (Jesús), “Sacerdote eterno según el rito de Melquisedec” (Hb 5,1-6) donde somos acogidos por Dios. Nosotros, como el ciego Bartimeo que nos presenta el Evangelio, caminamos con fe detrás de Jesús. Una fe que nos hace ver con claridad y nos da fuerzas para seguirle en cualquier circunstancia.

Read More: Trigésimo Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B
Visto: 151

 

Evangelio según Marcos (10,35-45)

En aquel tiempo, 35 se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:

–Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

36 Les preguntó:

–¿Qué queréis que haga por vosotros?

37 Contestaron:

–Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

38 Jesús replicó:

–No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

39 Contestaron:

Read More: Ordinario - B - 29 21 octubre 2018
Visto: 82

EL QUE MÁS SERVICIO PRESTA, ESE ES EL PRIMERO

 

“Él ama la justicia y el derecho, y su misericordia llena la tierra”, proclama el Salmo 32 animándonos a descubrir al Siervo de Dios que entrega su vida en servicio (Is 53,10-11) y que intercede por todos los hombres y mujeres ante el Padre: “Acerquémonos, por tanto, confiadamente al tribunal de la gracia para alcanzar misericordia y obtener la gracia de un auxilio oportuno” (Hb 4,14-16). Tenemos un Sumo Sacerdote (Cristo Jesús) que se compadece de nuestras debilidades y no pasa indiferente ante el sufrimiento humano. Su vida y su palabra alientan y sostienen nuestra vida: “el Hijo del Hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos” (Mc 10,35-45).

Read More: Vigésimo noveno Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B. (DOMUND)
Visto: 108

 

Evangelio según Marcos (10,17-30)

17 En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó:

–Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?

18 Jesús le contestó:

–¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. 19 Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.

20 El replicó:

Read More: Ordinario - B - 28 14 octubre 2018
Visto: 81

“NOSOTROS YA LO HEMOS DEJADO TODO Y TE HEMOS SEGUIDO”

Permitidme que centre la reflexión en el sugerente texto del Evangelio de este domingo (Mc 10,17-30) porque sintetiza el tema de las demás lecturas: La Palabra de Dios que es eficaz y tajante nos invita a que, por encima de la riqueza, la salud y la belleza, escojamos el don del seguimiento. Seguir a Jesús no sólo guardando todo lo que está prescrito o lo humanamente válido para convivir, sino también planteándonos el problema de los pobres que nos rodean, que son las opciones preferentes del Dios de Jesús.

Read More: Vigésimo octavo Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B
Visto: 139

 

Evangelio según Marcos (10,2-16)

En aquel tiempo, 2 se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo a prueba:

–¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?

3 Él les replicó:

–¿Qué os ha mandado Moisés?

4 Contestaron:

–Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.

5 Jesús les dijo:

Read More: Ordinario - B - 27 7 octubre 2018