PROGRAMACIÓN PRADO de ESPAÑA 2010 - 2011

Categoría de nivel principal o raíz: Documentos
Visto: 2095

 

DESCARGA EL PDF COMPLETO

I. Objetivo general del cuatrienio 2008-2012:

 

VIVIR (EL CONJUNTO DEL PRADO DE ESPAÑA) LA EXPERIENCIA DE QUE “LA EVANGELIZACIÓN DE LOS POBRES ES FUENTE DE ALEGRIA Y ESPERANZA”.

 

. Durante el curso 2008-2009 pretendimos hacer esa “experiencia espiritual” acogiendo y contemplando al Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo que sale al encuentrote los pobres. El acento del año estaba puesto en la alegría y esperanza del “discípulo”.

 

. Durante el curso 2009-2010 procuramos hacer esa “experiencia espiritual” compartiendo la vida de los pobres para hacerles descubrir su dignidad de hijos de Dios y caminar juntos al encuentro de Cristo. El acento estaba en la alegría y esperanza del “apóstol”.

 

. El acento del nuevo curso estará en la alegría y la esperanza en la “misión”.

 

 

II. Objetivo del curso 2010-2011:

 

ANUNCIAR Y TESTIMONIAR “LA BIENAVENTURANZA” QUE SUPONE EL DON DE LA EVANGELIZACIÓN DE LOS POBRES

- PARA NOSOTROS (primer trimestre)

- Y PARA ELLOS (segundo trimestre),

- CONVIRTIENDO NUESTRAS COMUNIDADES EN SUS CASAS (tercer trimestre)

 

Se trata de “hacer experiencia” de la bienaventuranza de la misión entre los pobres y de verificar cómo esa misión va convirtiendo nuestras comunidades eclesiales en “casa de los pobres”.

 

 

III. Propuestas recogidas en el documento final de la Asamblea del Prado Regional de 2008:

 

III.1. Los “más” pobres apenas tienen cabida en nuestros procesos pastorales. Es necesario un discernimiento permanente, “convocarlos” explícitamente y acompañarlos con las peculiaridades que sean necesarias.

 

P.III.3. El Señor nos ha elegido y nos ha dado a los pobres como regalo al confiarnos la misión evangelizadora.

- Profundizar en la perspectiva de ser don de Dios para los pobres y los pobres don de Dios para nosotros.

- Cultivar nuestra comunión con Cristo y sus entrañas de misericordia para con los pobres y pecadores, y reflejarlo en nuestras celebraciones y catequesis.

- Ayudarnos a vivir la alegría y la esperanza de ser sacramento de la cercanía de Dios entre los pobres, evitando paternalismos y superando los criterios de eficacia según el mundo.

- Proponer, como Jesús, el alimento de la Palabra de Dios y proclamar a Jesucristo resucitado como único absoluto.

- Buscar la “hermosa pobreza” generadora de alegría, que vivió nuestro Señor Jesucristo para ser fieles a nuestra misión evangelizadora y ser signo evangélico para todos en el momento presente.

 

P.III.4. El Espíritu nos conduce a los pobres para compartir con ellos la Buena Noticia del Padre; esto nos lleva a:

- Ir a los pobres para llevar la fe, predicar el Evangelio y dar a conocer a Jesucristo.

- Convertir nuestras comunidades en casa de los pobres como una de las mejores maneras de anunciar el Evangelio.

- Vivir y reflejar en nuestra forma de ser y ejercer el ministerio el espíritu de las bienaventuranzas, sintiéndonos solidarios con otros que, desde otras instancias, luchan y trabajan a favor de los empobrecidos.

 

(Las propuestas que faltan del capítulo III quedan para el curso 2011-2012).

 

NB:

1. El Consejo ofrece unas pistas para trabajar durante el presente curso; pistas que han de ser “encarnadas” y “completadas” en cada equipo y Prado diocesano teniendo en cuenta la situación de los pobres, de la Iglesia diocesana, del equipo del Prado y de sus miembros.

2. La articulación del objetivo por trimestres es un tanto artificial, porque el objetivo es uno. Pero puede ayudarnos a concretar más en el acento de cada trimestre.

3. La crisis económica, laboral, moral… que padecemos sigue siendo uno de los principales “signos de los tiempos” que hemos de “auscultar, discernir e interpretar” (cf. GS 44). Esta situación es seguramente una llamada a desarrollar con creatividad la vocación y la misión del Prado.

4. La celebración del 150 aniversario de la fundación del Prado es un tiempo de gracia que hemos de aprovechar para la acción de gracias, para el reforzamiento de nuestro trabajo pastoral entre los pobres y para responder con creatividad a los nuevos retos pastorales.

5. Deseamos apoyar decididamente aquellos dinamismos espirituales y pastorales de nuestras diócesis que brotan de la Palabra, tienen a Jesucristo como centro y fundamento y alientan la evangelización de los pobres.

 

 

IV. Algunos principios y fundamentos bíblicos

. Todo en la vida cristiana es “don” y está llamado a convertirse en “bienaventuranza”, aunque sea una bienaventuranza crucificada-resucitada.

. También la evangelización de los pobres es una bienaventuranza para los que son enviados y para aquellos a quienes son enviados. Dios trabaja permanentemente para que el hombre sea dichoso con la dicha del Hijo muy amado.

. Jesús, el Enviado del Padre, ha encontrado el camino de la dicha a la vez que pasaba “por este mundo haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo”. A la vez que Jesús se sentía feliz “porque has escondido estas cosas… y se las has revelado a la gente sencilla”, muchos pecadores, leprosos y enfermos celebraron la suerte de haberse encontrado con Él.

. Con la fuerza sorprendente del Espíritu del Resucitado, la primitiva comunidad cristiana se fue convirtiendo en bienaventuranza, en casa de los pobres. Poco a poco, la comunidad cristiana, alimentada por el partir el pan y la oración, fue tomando conciencia de ser un regalo de Dios para todos, especialmente para los más pobres. Con el aliento del Espíritu aquella primera comunidad cristiana se fue convirtiendo en transparencia del amor de Dios.

. Evangelizar desde las bienaventuranzas supone estar en estado permanente de conversión y consentir la acción iniciada por el mismo Dios que trabaja el corazón de los pequeños y de los pobres (Cfr Mt 11, 28-30). Se trata de que los pobres sientan la cercanía de Dios quien los afirma en su dignidad de hijos, les da su Reino convirtiéndolos en ciudadanos de la nueva tierra, recibida como don y plenitud de vida (Lc 6, 20-23).

 

 

V. Referencias pradosianas

. La celebración del 150 aniversario de la fundación del Prado nos recuerda de nuevo nuestra identidad y nuestra misión: dar a conocer a Jesucristo a los pobres.

. Nuestra alegría en la misión entre los pobres no depende de los resultados de nuestro esfuerzo, sino que es un don, un regalo de lo alto.

. La misión que tenemos encomendada se desarrolla en medio de frecuentes contradicciones y dificultades, (en nuestras instituciones, con la gente, con los compañeros, en nuestras actividades…), que están ahí. Tenemos la oportunidad de recibir de nuevo y aprender a vivir la alegría en ese contexto.

. Vivir la misión al estilo del Hijo-Siervo hemos visto que supone pasar de la eficacia de este mundo a la fecundidad según del Evangelio. Esta inversión del sentido de la vida y no sólo de valores está en la onda de lo que el Padre Chevrier nos dice al hablar de la renuncia al propio espíritu para adquirir el Espíritu de Dios.

. “Ir a los pobres, hablar del Reino de Dios a los obreros, a los humildes, a los pequeños, a los abandonados, a todos los que sufren. ¡Se nos permite ir como nuestro Señor ,, como los apóstoles, “a lugares públicos y a las casas” (Hch 20,20), a las plazas, ls fábricas, las familias, a llevar la fe, predicar el evangelio, catequizar, dar a conocer a nuestro Señor” (Escritos Espirituales p, 60).

. El Padre Chevrier tomó decisiones importantes (cruzar el río, romper con Camilo Rambaud y comprar la casa del Prado…) no desde el puro voluntarismo, sino como respuesta a un don recibido, procurando hacer siempre la “Obra de Dios”

. En los momentos en los que estamos (parece ser que también en el ambiente en el que vivía el P. Chevrier) vemos que “la gente no viene, hay que ir a buscarla” (VD 450).

. Debemos empezar las obras y las parroquias evangelizando, catequizando, rezando, fomentando la vida espiritual, dejando a Dios el cuidado de enviarnos el dinero o las casas. ¿Para qué sirven las casas o el dinero si no se hace la obra de Dios?. Empezad por las almas. ¿Qué pensar de quines no se ocupan más que de edificar, de embellecer su casa rectoral, su iglesia, y que, para ello, no hacen más que correr tras los alcaldes, los prefectos, los señores, las damas? ¡Lástima! Abandonan las almas para ir detrás de las piedras… No hemos sido enviados a construir, sino a convertir” (VD 306-307. Ver estas dos páginas completas)

. La Asociación de Sacerdotes del Prado debe sentirse especialmente responsable de suscitar y formar sacerdotes pobres para la evangelización de los pobres, de entre los mismos pobres en la medida de lo posible. Los sacerdotes del Prado colaborarán gustosamente en la formación de sacerdotes” (CC 19)

 

VI. PLAN DE TRABAJO

 

A) PRIMER TRIMESTRE: Anunciar y testimoniar “la bienaventuranza” que supone el don de la evangelización de los pobres para nosotros, los pradosianos

 

1. Sugerencias de Estudio de Evangelio continuado:

. En la carta de Santiago: “La opción preferencial de los pobres”

. En la carta de Santiago: “La auténtica fe es la que actúa por medio del amor a todos desde los pobres”

. Las bienaventuranzas, retrato de Jesucristo

. Pablo a la luz de las bienaventuranzas

. Los “dichosos” en los Sinópticos

. La misión de los 12 en Mt

. La alegría de Pablo en la persecución (Col, Cor, Fil, Tim…)

 

2. Sugerencias para el EE comunitario:

. El mandato misionero: Mc 16, 9-20

. Misión de Pedro entre los paganos: Hch 10 y 11

. La misión de Pablo en Filipos: Hch 16, 11-40

. La misión en Tesalónica: 2 Tes 2

. El regreso de los setenta y dos: Lc 10,17-24

. Las tentaciones de la misión: Mt 4,1-11

. Comienzo del ministerio de Jesús: Lc 4,14-30

 

3. Literatura del Magisterio eclesial:

. Pablo VI, Gaudete in Domino

. Pablo VI, Evangelii nuntiandi

. “Actualidad de la misión ad gentes en España” XCII asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Española

. Juan Pablo II, Redentoris missio”

 

4. Literatura pradosiana

. Cartas a Sor Verónica 181, 188

. VD 120-125, 418

. Sígueme en mis predicaciones, VD 437-452

. Oración Oh verbo, oh Cristo

. “El Prado” Monseñor Ancel. Cap V: “El apostolado según el Evangelio”

. Constituciones 17-21; 44-46

. Escritos Espirituales cap. VI “La misión”

 

5. Sugerencias para la RV

. Los medios pobres en la evangelización

. El tiempo semanal dedicado a estar y evangelizar a los pobres

. El humor y la salud de los pradosianos

 

6. Celebración diocesana del 150 aniversario del Prado

. Posibilidades: celebración eucarística, ponencia, vídeo, artículo, reseña de libros…

 

B) SEGUNDO TRIMESTRE: Anunciar y testimoniar la “bienaventuranza” que supone el don de la evangelización de los pobres para ellos mismos

 

1. Sugerencias de EE continuado:

. Las bienaventuranzas (Mt 5,1-16 y Lc 6,20-26)

. María, Isabel y los pobres en Lc 1-2

. La reacción de los niños, los curados y los perdonados ante la acción de Jesús en los Sinópticos

. ¿Qué supone para los pobres –en Lc y Mc- el ser evangelizados?

 

2. Sugerencias para el EE comunitario:

. El Reino y los pequeños: Mt 11,25-30

. El Magnificat: Lc 1,39-58

. Parábolas del Reino: Mt 13,44s

. El mayor y el menor en el Reino: Mt 18,1-5

. Despreocupación por la riqueza: Lc 12,13-34

. La tristeza se convertirá en alegría: Jn 16,16-28

. La pecadora en casa de Simón el fariseo: Lc 7,36-50

. El Padre misericordioso: Lc 15,1-32

. Zaqueo acoge a Jesús: Lc 19,1-10

 

3. Literatura del Magisterio eclesial:

. Benedicto XVI, Caritas in veritate

. La Iglesia y los pobres, Comisión Episcopal de Pastoral Social

. El sacerdote y el ministerio de la caridad, Cáritas Española

 

4. Literatura pradosiana

. J. F. Six, Un sacerdote diocesano que evangelizó desde los pobres, Capítulos VI, VII, VIII y IX

. Escritos Espirituales, capítulo VI

 

5. Sugerencias para la RV

. Los cambios “liberadores” acaecidos en algunas personas a las que acompañamos

. ¿Cómo viven y testimonian los pobres la “bienaventuranza” de su evangelización?

. Experiencias concretas de evangelización de los pobres

 

6. Celebración litúrgica:

. Acción de gracias por los cambios “liberadores” acaecidos en algunas personas a las que acompañamos

 

 

C) TERCER TRIMESTRE: Convirtiendo nuestras comunidades en sus casas

 

1. Sugerencias de EE continuado:

. Los salmos: la oración de los pobres, las bienaventuranzas, los diferentes rostros de pobres, escuela de misión…

. Las compañías y las comidas de Jesús en Mc

. Jesucristo, profeta itinerante en un Sinóptico

 

2. Sugerencias para el EE comunitario:

. El pesebre, la casa de Dios y de los pobres: Lc 2,1-7

. Los sumarios de la primitiva comunidad cristiana en Hech

. Pablo y las casas de Ananías y Cornelio en Hech

. El perfil de la comunidad cristiana:I Cor 1,18-31

 

3. Literatura del Magisterio eclesial:

. Juan Pablo II, NMI 50

. Conferencia Episcopal Española, noviembre 2009, Declaración ante la crisis moral y económica

. Conferencia Episcopal Española, noviembre 2007, La iglesia en España y los inmigrantes

 

4. Literatura pradosiana:

. VD 288-292, 317-319, 519-524

. Constituciones 55-56

 

5. Sugerencias para la RV:

. Las casas que visitamos habitualmente. ¿Son los pobres mi familia?

. Las personas que acogemos en nuestras casas habitualmente

. Los medios pobres en la evangelización

. Nuestras comunidades cristianas, ¿casa de los pobres?

 

6. Celebración litúrgica:

. Celebración del grito y sufrimiento de los desempleados

. Acción de gracias por las pequeñas transformaciones acaecidas en nuestras comunidades eclesiales en la línea de convertirse en casa de los pobres

. Celebración eucarística y festiva con los hermanos más necesitados de la parroquia