DOMINGO DE LA FESTIVIDAD DEL CORPUS CHRISTI

Visto: 70

Josep María Romaguera Bach. Diócesis de Barcelona

El próximo domingo celebramos la fiesta del Corpus. Adorar la eucaristía –actitud tan propia de esta fiesta– supone un compromiso cada día de dar la vida por el bien de las personas en situación de pobreza. El Señor siempre está en la calle, con ellos. Y hay que adorarlo siempre, cada día.

.Pauta para el Estudio de Evangelio personal o compartido en grupo

1. Oración para pedir el don de comprender el Evangelio y poder conocer y amar a Jesucristo y, de este modo, poder seguirle mejor y darlo a conocer

2. Anoto algunos hechos vividos esta última semana

3. Leo/leemos el texto. Después contemplo y subrayo

4. Anoto lo que descubro de JESÚS y de los demás personajes, la BUENA NOTICIA que escucho...En la Última Cena se expresa la entrega total de Jesús por todos. ¿Es eso lo que vivo en la celebración de la Eucaristía? ¿Me comprometo con Él? ¿Qué experiencias vivo de comunión real con Jesús y con los demás, sobre todo con los más pobres?

5. Desde el evangelio, vuelvo a mirar la vida, los HECHOS vividos, las PERSONAS de mi alrededor...¿Qué testimonios recibo de personas que experimentan la comunión eucarística en la vida? ¿Cómo me estimulan a celebrar y a vivir?

6. Llamadas que me hace –que nos hace– el Padre hoy a través de este Evangelio y compromiso(s)

7. Oración. Diálogo con Jesús dando gracias, pidiendo..

Notas por si hacen falta

Notas sobre la cena pascual de los judíos

  • La Última Cena de Jesús con sus discípulos (12) se produce, según Marcos y los demás sinópticos Mateo y Lucas–, en el contexto de la “cena pascual” (12) Juan no lo sitúa de la misma manera. En la cena pascual se hacía memorial del acto por el cual Dios libera a los esclavos, hace Alianza con aquellos a quienes ha liberado y los constituye como Pueblo.

  • El cordero pascual” (12) era la víctima la sangre de la cual expresaba la Alianza de Dios con el Pueblo.

  • El primer día de los Ázimos” (12) es el día 14 del mes de nisán, llamado «día de la preparación», cuando se hacían los preparativos para la fiesta: se hacía desaparecer toda la levadura de las casas y se sacrificaban los corderos. Al atardecer, cuando, según el calendario judío, comenzaba el día 15, se comía la cena pascual.

  • En Jerusalén todo el mundo tenía que celebrar la Pascua dentro del recinto de la ciudad. Los muchos peregrinos que venían de fuera de Jerusalén, como es el caso de Jesús y de sus discípulos, tenían que encontrar a alguien que les dejase una “sala” (14-15) o se la alquilase.

 

Notas para fijarnos en Jesús y el Evangelio

 

  • Envió a dos discípulos” (13) ..."prepararon la cena” (16). Los discípulos, es decir, la Iglesia, hacen posible la Eucaristía, la preparan. Ahora bien, después dejan actuar al Señor (22-25). Es Él el autor de lo que acontece en ella.

  • El “Pan” (22) sugiere vida, todo lo que es necesario para vivir.

  • Cuerpo” (22): en el lenguaje bíblico es expresión de toda la persona. Se está diciendo, entonces, que Jesús se entrega con todo su ser.

  • La sangre” (24) es donde está el principio de vida de todo ser animado. En la Biblia la sangre es sagrada porque es Dios, el Creador, quien da la vida.

  • Sangre de la alianza” (24) hace referencia al pacto de fidelidad que Dios hizo con el Pueblo en el desierto (Ex 24,4-8). La alianza del Sinaí entre Dios y el pueblo había sido sellada con la sangre de las víctimas ofrecidas en sacrificio (véase también Za 9,11). Sin embargo, ahora no se trata de la sangre de un cordero: la sangre del mismo Jesús sellará la nueva alianza de Dios con la humanidad. No hace falta derramar más sangre.

  • Por todos” (24), literalmente “por muchos”, es una fórmula semítica que equivale a «por toda la humanidad». En Jesús se realiza lo que Isaías había anunciado sobre el siervo del Señor que da la vida para salvar a los pecadores (Is 53,10-11) (1Tm 2,5-6; 1Pe 2,21-25). Jesús, con este gesto que manifiesta su amor universal, hace realidad el designio salvador de Dios.

  • El “vino nuevo” (25) simboliza la novedad que trae Jesús: “el reino de Dios”. La Eucaristía, memorial de la muerte y resurrección del Señor, nos hace participar de esta novedad.

  • Cantar el salmo” (26) se refiere a los salmos 115-118, que se cantaban una vez terminada la cena pascual y que expresan la alegría por lo que Dios hace con su pueblo.

  • La eucaristía es el memorial de la muerte y resurrección del Señor. Expresa la fe de la Iglesia y actualiza la Alianza. Alianza por la cual Dios lo da todo –se da del todo– por su Pueblo, y nosotros, su Pueblo, también nos damos al prójimo, prioritariamente a la gente más pobre: he aquí la comunión.

  • Adorar la eucaristía –actitud tan propia de esta fiesta de Corpus– supone un compromiso de dar la vida por el bien de las personas en situación de pobreza.