Juan Carlos Martín Muñoz, diócesis de Ávila

Visto: 24

Juan Carlos Martín Muñoz

Esta mañana convoqué a través del grupo de WhatsApp a los padres del grupo de catequesis para pensar en la fecha de la primera comunión. Marta contestó a través de una llamada de teléfono.

En el mes de julio le habían detectado una leucemia que la ha mantenido ingresada en el hospital casi de continuo, con algunos días libres para descansar del tratamiento.

        Marta ya perdió a su madre de cáncer, sin embargo, no transmite miedo, sino mucha esperanza y ganas de luchar. Me dice que este año es muy especial para su familia. Que no saben si podrán celebrar la primera comunión de su hijo dada su situación. Han hablado con él y no le importa que se celebre en otro momento. Yo le digo que desde la parroquia cuente con nosotros decida lo que decida, que la primera comunión de su hijo la podemos celebrar con flexibilidad, teniendo en cuenta su situación.

        Me cuenta que echa mucho de menos a su hija pequeña, de apenas año y medio. Que su marido la está acompañando en los periodos largos de ingreso hospitalario. Le ayudan mucho su suegra y sus hermanas. A su hija mayor, adolescente, le está costando, pero puede ser una oportunidad para crecer.

        Pienso en las personas “luchadoras” que se encuentran con Jesús: la mujer sirofenicia, Jairo, el leproso… Todos transmiten esperanza y dan el paso a la fe. En ese dinamismo contemplo yo a Marta y a su familia.